Bienvenido, ¡visitante! [ Iniciar sesión | Registrarme ]
Cuentos Eróticos » Relatos porno » Me he follado a una mujer madura a cuatro patas

Me he follado a una mujer madura a cuatro patas

Publicado em 26 de julio de 2022 por Ellyson

Mi mejor amiga tiene una madre muy traviesa, se llama Marissol, ya tiene 48 años, es una mujer gorda que todavía tiene grandes tetas y un culo enorme. Y tengo que decirte la verdad, soy adicto a esta mujer madura porque me encantan las gorditas calientes. Y me di cuenta de que siempre me miraba con deseo y quería follar conmigo. Hasta que un día me dijo que tenía un regalo para mí, ese mismo día mi amigo se estaba bañando y sus baños son muy largos.

Y su madre aprovechó para acercarse a mí y llamarme para tener sexo. Dijo que el regalo estaba en su habitación y me llamó para que fuera a buscarlo. Sacó una caja del armario y era una flamante entrenadora de lo que siempre quise. Y le pregunté cómo podía agradecérselo y me dijo que con un sexo muy sabroso. La traviesa se puso entonces a cuatro patas sobre la cama con el culo caliente hacia arriba y me dijo que la penetrara. También me dijo que su hijo llegaría tarde a su baño y que tendría mucho tiempo para penetrar su coño y su culo.

Y ella ni siquiera sabía cuánto quería hacerlo. Y ya estaba sacando mi pene y diciendo que la iba a penetrar muy fuerte. La traviesa estaba súper excitada y dejó su culo bien levantado listo para tomar mi polla con fuerza. Estaba frotando mi pene en el enorme culo de la madura y ella gimiendo y saboreando. Decía que su marido no hacía sus deberes y la dejaba siempre insatisfecha sexualmente. Y yo sería el joven que cambiaría esta situación y haría disfrutar a esta generosa anciana.

Tuve sexo con la madre gorda de mi amigo.

Estaba excitado por participar en este intenso y delicioso fetiche que sería follar con la madre de mi mejor amigo. Era una deliciosa gordita, con unos pechos perfectos y un gran culo. Y yo sostenía ese culo gordo y caliente mientras le penetraba el coño sin florituras. Ella gimiendo intensamente y mi polla cada vez más fuerte dentro de su hermoso y carnoso coño. Ella a cuatro patas como una perra en celo y yo feo como un perro pervertido penetrando su coño sin adornos.

La mujer madura a cuatro patas gimió intensamente y dijo que si aceptaba ser su amante tendría mucho dinero, ropa de lujo, tenis nuevos y todo lo que quisiera. Y yo dije que aceptaba la propuesta y le penetraba el coño sin adornos. Gritó llamándome travieso y siguió retorciéndose con mi polla entrando en ella muy a gusto. No pudo soportar más estar a cuatro patas y se acostó con el culo en alto. Y me pegué a ella, enterrando mi polla en su delicioso coño. Y ella decía en voz muy baja que se correría en mi grande y sabrosa polla.

Y cada vez penetraba con más fuerza, pero oímos el ruido de la puerta al abrirse. Y tuvimos que correr, me puse la ropa rápidamente y escondí mi regalo para cogerlo más tarde. Y la madre de mi mejor amigo también se vistió rápidamente. Fui corriendo al salón y me quedé allí esperándole como si nada. Luego me fui a jugar a los videojuegos con mi amigo y le dije que me dolía el estómago y fui al baño. Fui corriendo a la habitación de su traviesa madre y la madura a cuatro patas me hizo disfrutar muy sabroso.

703 views

Cuentos eróticos relacionados

Sexo salvaje con camarera

Tuve sexo salvaje con una camarera en la carretera. Mi nombre es Juan, tengo 42 años y trabajo como camionero de electrodomésticos. Y termino viajando por todo México reponiendo tiendas de...

LEA ESTE CUENTO

Soy profesor y tuve sexo con una morena traviesa

Quiero contarles cómo terminé teniendo sexo con una de mis alumnas. Una deliciosa jovencita morena del equipo de voleibol que me volvió loco de lujuria y terminamos follando en el vestuario. Soy...

LEA ESTE CUENTO

La esposa traviesa de mi amigo quería tomar su culo

Tengo un amigo de la infancia que se casó con una hermosa y deliciosa pelirroja que tiene hermosas y perfectas tetas grandes. No soy de los que se tiran a las mujeres casadas, y mucho menos a mis...

LEA ESTE CUENTO

Tuve sexo con una asiática adicta al anal

Mi nombre es Antônio, tengo un quiosco aquí en Cancún y como saben, está lleno de turistas de todo el mundo. Y hace unos meses terminé liándome con un turista de Japón y terminé teniendo sexo...

LEA ESTE CUENTO

0 - Comentário(s)

Este Conto ainda não recebeu comentários

Deixe seu comentário

2000 caracteres restantes

Responda: 1 + 3 = ?
cuentoseroticos.blog guarda este sitio en tus favoritos porque este es simplemente el mejor sitio de relatos eróticos en español que existe. Aquí encontrarás cada día nuevos relatos eróticos para leer, imaginar y excitarte.

Cuentos eróticos - Relatos xxx - Historias sexuales

Tenemos una colección gratuita con miles de cuentos eróticos para que los leas, tenemos relatos xxx para todos los gustos y estilos, desde relatos eróticos relatados por mujeres traviesas hasta relatos eróticos relatados por hombres a los que les gusta follar con una mujer caliente. Lee los mejores relatos de sexo que existen y excitate mucho, es imposible leer los cuentos eróticos que existen aquí y no excitarse. Si te gustan las historias sexuales no puedes dejar de visitar nuestra web cada día para consultar las novedades.

Los relatos xxx son una forma de disfrutar de la sexualidad sin ninguna inhibición. Esta web es el lugar idóneo para descubrir la pasión y el placer que los relatos eróticos pueden ofrecer. Aquí encontrarás historias sexuales de todo tipo, desde relatos cómicos hasta los más intensos. Las fantasías se transforman en realidad y los deseos se hacen realidad. Los cuentos eróticos son una manera de explorar tus deseos y sentimientos más profundos; una forma de descubrir tu sexualidad sin miedo. No hay límites para la imaginación en esta web. Explora los deseos más profundos y encuentra los cuents eróticos más excitantes. Esta es tu oportunidad de vivir el erotismo de una forma diferente. Visita esta web de relatos xxx y descubre el placer que te espera.
© 2023 - Cuentos Eróticos
web site hit counter