Bienvenido, ¡visitante! [ Iniciar sesión | Registrarme ]
Cuentos Eróticos » Relatos de insesto » Mi tía me ató las manos y se sentó en mi pene

Mi tía me ató las manos y se sentó en mi pene

Publicado em 17 de marzo de 2023 por Ellyson

Mi tía me ató las manos y se sentó en mi pene. Esta experiencia con mi tía traviesa fue muy agradable, ella quería sexo salvaje y tenía muchas ganas de follar conmigo. Pero como no creo que sea bonita, nunca quise tener sexo con ella. Mi nombre es Artur, vivo en Tijuana con mi tía Dolores, ella tiene 62 años. Es un poco gordita, tiene unos pechos enormes y no es bonita, vivo con ella desde hace 3 años.

Como conseguí un buen trabajo aquí en Tijuana y mi tía vive sola en su casa, vivo con ella. Mi tío se fue hace años y desde entonces vive sola. Solía ​​venir a visitarla todo el tiempo, pero ahora tengo 19 años, tengo un gran trabajo y vivo con ella en su casa. Ayudo con los gastos, la limpieza e incluso preparo el almuerzo y la cena a veces cuando está muy cansada. Recientemente, hace unos 4 meses, mi tía comenzó a jugar juegos que no eran agradables.

Empezó a pasar su mano por mi pene, comenzó a caminar desnuda por la casa y dos veces trató de ir al baño y chuparme la polla. La amenacé con salir de su casa y ella se asustó, después de eso dejó de jugar. Y seguí viviendo con ella. Pero un día estaba durmiendo y cuando desperté mi tía me estaba chupando el pene. Intenté salir pero no había manera, la perra me había atado las manos a la cama.

Mi tía me ató las manos y se sentó en mi pene

Como mi sueño es pesado e intenso, ni siquiera la sentí entrar a la habitación y sostener mis manos en la cabecera de la cama. Yo me retorcía tratando de escapar pero no había manera, ella había hecho un nudo muy apretado en la cuerda y no me daba para soltarme. Le supliqué que dejara de chuparme los centavos, pero no lo hizo. Entonces, después de unos 10 minutos tratando de salir, me detuve porque ya había agotado mis fuerzas. Y mi tía, toda feliz, me seguía chupando el pene, y él empezó a meterse todo y ella empezó a chupar más y a reírse.

Entonces la traviesa, ya sin ropa, comenzó a sentarse encima de él y estaba restregando sus enormes pechos en mi boca. Intenté quitarme la cara, pero ella estaba encima, yo estaba atrapado, así que aprovechó y me puso a chuparle las tetas. Al mismo tiempo se sentó intensamente sobre mi pene y comencé a ponerme cachondo con ese coñito húmedo y delicioso de mi tía.

Ella vio que lo estaba disfrutando y me preguntó si podía quitarme la cuerda, le dije que sí. Cuando desató el nudo con la cuerda me solté pero no dejé de follarle el coño. Tiré de su cabello con fuerza y ​​le dije que nunca más volviera a hacer eso y estaba penetrando su coño muy fuerte. Luego ella se puso a cuatro patas y yo estaba golpeando fuerte en su culo mientras penetraba aún más su coño caliente. Terminé corriéndome en el coño de mi tía y la hice correrse también. Después de esa mañana loca empiezo a tener sexo con ella cuando quiere.

1128 views

Cuentos eróticos relacionados

Me fui de viaje con mi padrastro y tuvimos sexo en el carro

Me fui de viaje con mi padrastro y tuvimos sexo en el auto. Una experiencia encantadora que me dejó inmensamente emocionada. Nunca pensé que algún día tendría sexo con mi padrastro Ramón. El...

LEA ESTE CUENTO

Tuve sexo caliente con mi hija adoptiva

Tuve sexo caliente con mi hija adoptiva y tuve un intenso placer teniendo sexo con esta joven traviesa. Tengo una hija, yo y mi esposa acordamos adoptar ya que no era fértil. Una hermosa morena, se...

LEA ESTE CUENTO

Le chupé el coño a mi tía mientras ella dormía profundamente

Le chupé el coño a mi tía mientras ella dormía profundamente. Si te gusta leer historias sobre sexo entre suegros, disfrutarás leyendo sobre el día que tuve sexo con mi tía. Mi nombre es Ruan,...

LEA ESTE CUENTO

Dejo que mis dos primos me chupen la polla

Dejé que mis dos primos me chuparan la polla. Todo esto ocurrió porque tengo dos primitas muy traviesas que son jóvenes y adictas al puterío. Su padre me dio algo de dinero para que pudiera dar...

LEA ESTE CUENTO

0 - Comentário(s)

Este Conto ainda não recebeu comentários

Deixe seu comentário

2000 caracteres restantes

Responda: 4 + 4 = ?
cuentoseroticos.blog guarda este sitio en tus favoritos porque este es simplemente el mejor sitio de relatos eróticos en español que existe. Aquí encontrarás cada día nuevos relatos eróticos para leer, imaginar y excitarte.

Cuentos eróticos - Relatos xxx - Historias sexuales

Tenemos una colección gratuita con miles de cuentos eróticos para que los leas, tenemos relatos xxx para todos los gustos y estilos, desde relatos eróticos relatados por mujeres traviesas hasta relatos eróticos relatados por hombres a los que les gusta follar con una mujer caliente. Lee los mejores relatos de sexo que existen y excitate mucho, es imposible leer los cuentos eróticos que existen aquí y no excitarse. Si te gustan las historias sexuales no puedes dejar de visitar nuestra web cada día para consultar las novedades.

Los relatos xxx son una forma de disfrutar de la sexualidad sin ninguna inhibición. Esta web es el lugar idóneo para descubrir la pasión y el placer que los relatos eróticos pueden ofrecer. Aquí encontrarás historias sexuales de todo tipo, desde relatos cómicos hasta los más intensos. Las fantasías se transforman en realidad y los deseos se hacen realidad. Los cuentos eróticos son una manera de explorar tus deseos y sentimientos más profundos; una forma de descubrir tu sexualidad sin miedo. No hay límites para la imaginación en esta web. Explora los deseos más profundos y encuentra los cuents eróticos más excitantes. Esta es tu oportunidad de vivir el erotismo de una forma diferente. Visita esta web de relatos xxx y descubre el placer que te espera.
© 2024 - Cuentos Eróticos
web site hit counter