Bienvenido, ¡visitante! [ Iniciar sesión | Registrarme ]
Cuentos Eróticos » Relatos calientes » Tuve sexo en la biblioteca

Tuve sexo en la biblioteca

Publicado em 1 de julio de 2022 por Ellyson

Hola, mi nombre es Natalia y les voy a contar cómo terminé teniendo sexo en la biblioteca. En mi colegio hay un viejito muy travieso que se encarga de abrir, cerrar y cuidar la biblioteca, y terminé llevándome unos libros y los perdí. Y para no tener que comprar otros libros, decidí tener sexo con este viejo para que lo pusiera en el formulario que le di los libros. El viejo travieso se llamaba señor Rubens y seguía queriendo tener sexo con todas las chicas de la escuela, pero ninguna se preocupaba por él, pero ese día lo hice feliz.

Llegué allí cuando estaba casi cerrando para el almuerzo. Y le dije que había perdido los libros y le pregunté si podía ayudarme. El cabrón dijo que no podía y que tendría que pagar una multa muy cara por haber perdido estos libros que eran de edición limitada. En ese momento me desabotoné un poco el uniforme y le mostré parte de mis senos. Y le pregunté de nuevo si podía ayudarme, y el bastardo entendió el mensaje y dijo que para un buen sexo ahí mismo, me ayudaría.

Entonces el viejo pervertido cerró la biblioteca y nos fuimos a un sofá que había allí. Ya me desabotoné el resto de la camisa y mostré mis tetas hasta el final haciendo que el viejo Rubens se emocione mucho. Luego me quité la pollera corta y quedé solo en calzoncillos blancos meciéndome cerca del viejo que ya se estaba quitando la ropa y mostrándome que tenía un pene de tamaño mediano muy duro y grueso. Y tendríamos sexo realmente agradable y él me ayudaría a resolver mi problema. Y sería bueno tener sexo lo antes posible.

Tuve sexo en la biblioteca

Y me acerqué mucho al viejo Rubens y le di una palmada en la cara. El bastardo me agarró el culo, me hizo a un lado las bragas y empezó a chuparme el coño como un viejo pervertido y me estaba excitando mucho. Y yo le sujetaba la cabeza mientras él caía en mi coño y me chupaba intensamente, y tengo que confesar que este sexo oral estuvo muy sabroso. Me puso a cuatro patas y empezó a penetrar mi coño. Y gemí deliciosamente porque estaba disfrutando mucho de esa polla que entraba.

Y ya no quería ni que fuera rápido porque ese viejo sabía penetrar un coño. Y me acariciaba el culo mientras su polla entraba muy rica en mi coño. Y terminé gimiendo deliciosamente y Rubens estaba practicando un viejo fetiche que tenía que era tener muy buen sexo con un estudiante en la biblioteca. Y yo estaba siendo este estudiante y el cabrón me estaba penetrando el coño con fuerza y ​​de una manera muy sabrosa.

Ya estaba muy emocionado y ya estaba sentado fuerte en la polla del viejo.
Y en ese momento no pudo soportarlo porque era demasiado para él. Porque este sexo en la biblioteca ya se estaba poniendo más caliente de lo que podía soportar y en unas pocas sesiones en la polla del viejo se corrió mucho y me ensució el coño con esperma. Luego me acosté en el sofá y le pedí que me chupara muy bien para que yo también pudiera correrme. Y se corrió chupándomela intensamente y terminé disfrutando mucho en este sexo caliente e intenso hecho con el viejo cabrón.

671 views

Cuentos eróticos relacionados

Soy una joven criada y me senté sabrosa en el jefe

Trabajo como criada y sentada sabrosa en el jefe. Soy una mujer respetuosa, me llamo Lorena, pero mi jefe se burlaba mucho de mí. Es un hombre de 43 años que sigue siendo muy guapo, caliente y...

LEA ESTE CUENTO

Gimiendo a cuatro patas hasta que me corro

Me pasé toda la noche gimiendo a cuatro patas sobre la polla de mi hermano, de hecho es mi medio hermano, solo por culpa de nuestro padre que lo traicionó y lo tuvo fuera. se llama carlo solo tiene...

LEA ESTE CUENTO

Tuve sexo caliente en el baño del centro comercial

Tuve sexo caliente en el baño del centro comercial aquí en Guadalajara. Mi nombre es Regina y trabajo en una tienda de ropa aquí en el centro comercial Guadalajara y terminé conociendo a Miguel,...

LEA ESTE CUENTO

Niña mojada se volvió perra y se enamoró de un cliente

Niña mojada teniendo sexo para ganar dinero porque quería vivir sola y dejar la casa de sus padres. Mi nombre es Lucía, soy una chica de 18 años que ya no podía vivir en la casa de sus padres, y...

LEA ESTE CUENTO

0 - Comentário(s)

Este Conto ainda não recebeu comentários

Deixe seu comentário

2000 caracteres restantes

Responda: 4 + 1 = ?
cuentoseroticos.blog guarda este sitio en tus favoritos porque este es simplemente el mejor sitio de relatos eróticos en español que existe. Aquí encontrarás cada día nuevos relatos eróticos para leer, imaginar y excitarte.

Cuentos eróticos - Relatos xxx - Historias sexuales

Tenemos una colección gratuita con miles de cuentos eróticos para que los leas, tenemos relatos xxx para todos los gustos y estilos, desde relatos eróticos relatados por mujeres traviesas hasta relatos eróticos relatados por hombres a los que les gusta follar con una mujer caliente. Lee los mejores relatos de sexo que existen y excitate mucho, es imposible leer los cuentos eróticos que existen aquí y no excitarse. Si te gustan las historias sexuales no puedes dejar de visitar nuestra web cada día para consultar las novedades.

Los relatos xxx son una forma de disfrutar de la sexualidad sin ninguna inhibición. Esta web es el lugar idóneo para descubrir la pasión y el placer que los relatos eróticos pueden ofrecer. Aquí encontrarás historias sexuales de todo tipo, desde relatos cómicos hasta los más intensos. Las fantasías se transforman en realidad y los deseos se hacen realidad. Los cuentos eróticos son una manera de explorar tus deseos y sentimientos más profundos; una forma de descubrir tu sexualidad sin miedo. No hay límites para la imaginación en esta web. Explora los deseos más profundos y encuentra los cuents eróticos más excitantes. Esta es tu oportunidad de vivir el erotismo de una forma diferente. Visita esta web de relatos xxx y descubre el placer que te espera.
© 2024 - Cuentos Eróticos
web site hit counter