Bienvenido, ¡visitante! [ Iniciar sesión | Registrarme ]
Cuentos Eróticos » Relatos eróticos gay » Sexo diro gay: Un encuentro inolvidable

Sexo diro gay: Un encuentro inolvidable

Publicado em 7 de mayo de 2023 por wpadmin

Estaba tan nervioso que mis manos temblaban. Esta era mi primera vez experimentando con el sexo diro gay, y no sabía qué esperar. Llevaba días planeando este encuentro, y finalmente había llegado el momento.

Caminé por la calle, sintiendo el calor de la noche en mi piel. La oscuridad me invitaba a seguir adelante, como si me estuviera llamando. Me detuve frente a la puerta y toqué el timbre. Me abrió un hombre alto y apuesto. Sus ojos me miraron fijamente, y sentí una onda de calor entre nosotros.

Entramos juntos a una habitación amplia y cálida, iluminada por la luz de una lámpara. Él me invitó a sentarme y me ofreció una bebida. Acepté, y me sentí un poco más relajado.

Mientras bebíamos, nos miramos a los ojos y nos sonreímos. Él se acercó más y me besó suavemente. Sus labios eran suaves, y me sentí invadido por una sensación de calor. Su lengua se movía dentro de mi boca, explorando cada rincón con una sensualidad desbordante.

Sexo diro gay

Me dejé llevar por el momento, y me desnudé. Él se quitó la ropa, revelando un cuerpo perfecto y tonificado. Su piel se veía brillante y suave, y yo no pude resistir la tentación de tocarla. Me acerqué a él y nuestros cuerpos se unieron, sintiendo la intensidad de nuestras pasiones.

Mientras nos besábamos, mis manos recorrieron su torso, sintiendo cada contorno de su cuerpo. Me acerqué más, y sentí su erección presionando contra mí. Mis dedos se enredaron en sus cabellos, y su lengua se abrió paso entre mis labios.

Nuestras lenguas se entrelazaron, lo que me hizo sentir una intensa excitación. Noté como mi miembro se endurecía. Él se bajó por mi cuerpo, y su lengua se deslizó por mi pecho, mientras sus manos acariciaban mis muslos. Me sentí transportado a otro mundo, y me entregué al placer que me estaba dando.

Mi respiración se aceleró, y él se detuvo para mirarme. Sus ojos me miraron profundamente, y me sentí profundamente conectado a él. Seguidamente, se acostó sobre mi y volvimos a besarnos. Sus manos me acariciaron el cuerpo, mientras su miembro se frotaba contra el mío, estimulándome cada vez más.

Deslizó su miembro dentro del mío, y sentí una explosión de placer. Sus movimientos eran lentos y profundos, y seguí sus ritmos. Estaba completamente perdido en él, y me dejé llevar por la ola de placer que nos envolvía.

Nuestros cuerpos se movían como uno solo, y nuestras respiraciones se mezclaron. Nuestros gemidos resonaban por la habitación, mientras nos entregábamos el uno al otro. Nuestras almas estaban unidas, y nuestros cuerpos se fundían.

Nuestro éxtasis llegó a su punto más alto, y entonces llegó el orgasmo. Nuestros cuerpos se estremecieron, y nuestras almas se fundieron en uno solo. Él cayó sobre mí, y nos quedamos abrazados.

Ese fue el mejor encuentro de sexo diro gay que he tenido. Mi cuerpo aún se estremece al recordarlo. Fue un encuentro inolvidable y una experiencia que jamás olvidaré.

9642 views

Cuentos eróticos relacionados

Me emborraché demasiado y mi amigo me chupó el pene

Me emborraché demasiado y mi amigo me chupó el pene, confieso que me terminó gustando mucho porque era la primera vez que tenía sexo oral con un hombre. Un poco raro al principio, pero fue...

LEA ESTE CUENTO

Soy gay y tengo la costumbre de sentarme en el pene de mi padrastro

Soy gay y tengo la costumbre de sentarme en el pene de mi padrastro. Mi nombre es Lucas, tengo 21 años y vivo con mis padres. Actualmente con mi madre y mi padrastro que se llama Roberto. Es muy...

LEA ESTE CUENTO

Penetré con fuerza el culo del joven gay hijo de mi amigo

Penetré con fuerza el culo del joven hijo gay de mi amigo. El joven flaco y caliente con un gran culo que me excitó mucho. Lo que les voy a contar sucedió hace apenas unos días y les estaré...

LEA ESTE CUENTO

Terminé haciendo suruba gay aún sin querer

Terminé haciendo sexo gay aún sin querer, todo le pasó a mi primo mayor y a un amigo suyo. Mi nombre es Bruno, tengo 18 años y soy gay, mis padres me apoyan en esta decisión que tuve que asumir...

LEA ESTE CUENTO

0 - Comentário(s)

Este Conto ainda não recebeu comentários

Deixe seu comentário

2000 caracteres restantes

Responda: 1 + 2 = ?
cuentoseroticos.blog guarda este sitio en tus favoritos porque este es simplemente el mejor sitio de relatos eróticos en español que existe. Aquí encontrarás cada día nuevos relatos eróticos para leer, imaginar y excitarte.

Cuentos eróticos - Relatos xxx - Historias sexuales

Tenemos una colección gratuita con miles de cuentos eróticos para que los leas, tenemos relatos xxx para todos los gustos y estilos, desde relatos eróticos relatados por mujeres traviesas hasta relatos eróticos relatados por hombres a los que les gusta follar con una mujer caliente. Lee los mejores relatos de sexo que existen y excitate mucho, es imposible leer los cuentos eróticos que existen aquí y no excitarse. Si te gustan las historias sexuales no puedes dejar de visitar nuestra web cada día para consultar las novedades.

Los relatos xxx son una forma de disfrutar de la sexualidad sin ninguna inhibición. Esta web es el lugar idóneo para descubrir la pasión y el placer que los relatos eróticos pueden ofrecer. Aquí encontrarás historias sexuales de todo tipo, desde relatos cómicos hasta los más intensos. Las fantasías se transforman en realidad y los deseos se hacen realidad. Los cuentos eróticos son una manera de explorar tus deseos y sentimientos más profundos; una forma de descubrir tu sexualidad sin miedo. No hay límites para la imaginación en esta web. Explora los deseos más profundos y encuentra los cuents eróticos más excitantes. Esta es tu oportunidad de vivir el erotismo de una forma diferente. Visita esta web de relatos xxx y descubre el placer que te espera.
© 2024 - Cuentos Eróticos
web site hit counter